La iglesia no se cerró… se abrió una en cada hogar.