slideshow

"El que reciba en mi nombre a uno de estos niños, a mi me recibe."

Misa

septiembre 20, 2017 5:30 pm

Misa 05:30 PM

  • Days
  • Hours
  • Minutes
  • Seconds

Próximas Actividades

Esta sección se utiliza para anunciar noticias y próximos eventos, tanto para el personal de la iglesia y seguidores. Por favor, consulte esta sección y nuestro Facebook regularmente para mantenerse informado.

Upcoming Events View Calendar

Bienvenido a Misión Guadalupe

Misión Católica de Montreal Nuestra Señora de Guadalupe

Nuestra Comunidad, perteneciente a la Arquidiócesis de Montreal, fundada hace más de 30 años como Misión, estuvo y está presente como Iglesia, administrando y distribuyendo la gracia de Dios y, en especial, la fe, la esperanza, y la caridad.

Fue creada con el fin de atender pastoralmente a inmigrantes latinoamericanos que habitan en la gran región de Montreal y sus alrededores.

Mas conocida como “Misión Católica Latinoamericana de Montreal Nuestra Señora de Guadalupe” o “Misión Guadalupe”, procuramos ayudar a los inmigrantes latinos en su inserción en esta sociedad de acogida, donde vivimos nuestra fe “en Español”, tanto en la catequesis, en nuestros grupos, nuestras fiestas patronales (de cada país) y en todas nuestra liturgias… esto, para que todos y todas pueden tener una cercanía con Dios a través de su Palabra y de una comunidad cristiana católica, viva y acogedora.

Todo esto constituye un motivo más para agradecer a nuestra Santa Patrona, la Virgen de Guadalupe y poner nuestro corazón a su maternal cuidado.

Te esperamos para compartir la buena nueva de Cristo en familia y comunidad.

¿Quieres aprender sobre las últimas noticias de la iglesia? Lea nuestro blog.

Involucrarse

El éxito de nuestra Iglesia depende de la participación de personas como usted. Involucrarse. Cambiará tu vida.

Facebook

Miércoles 20 de septiembre.- ¿Quién tiene la razón?

Santos Andrés Kim Taegon, presbítero, Pablo Chong Hasang y compañeros, mártires

Del santo Evangelio según san Lucas 7, 31-35
En aquel tiempo, dijo el Señor: “¿Con quién compararé a los hombres de esta generación? ¿A quién se parecen? Se parecen a esos niños, que se sientan a jugar en la plaza y se gritan los unos a los otros:
“Tocamos la flauta y no han bailado, cantamos canciones tristes y no han llorado”.
Porque vino Juan el Bautista, que ni comía pan ni bebía vino, y ustedes dijeron: ‘Ese está endemoniado; Y viene el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: “Este hombre es un glotón y un bebedor, amigo de publicanos y pecadores”. Pero solo aquellos que tienen la sabiduría de Dios, son quienes lo reconocen”.
Palabra del Señor.

Medita lo que Dios te dice en el Evangelio

«El discernimiento requiere, por parte del acompañante y de la persona acompañada, una delicada sensibilidad espiritual, un ponerse de frente a sí mismo y de frente al otro “sine propio”, con completo desapego de prejuicios y de intereses personales o de grupo. Además, es necesario recordar que en el discernimiento no se trata solamente de elegir entre el bien y el mal, sino entre el bien y el mejor, entre lo que es bueno y lo que lleva a la identificación con Cristo.»
(Discurso de S.S. Francisco, 20 de enero de 2017).

Facebook photo

Martes 19 de septiembre – ¿Creo en Ti, Señor?

San José María de Yermo y Parres, presbítero

Del santo Evangelio según san Lucas 7, 11-17
En aquel tiempo, iba Jesús camino de una ciudad llamada Naín, e iban con él sus discípulos y mucho gentío. Cuando se acercaba a la entrada de la ciudad, resultó que sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda; y un gentío considerable de la ciudad la acompañaba. Al verla el Señor, le dio lástima y le dijo: “No llores.” Se acercó al ataúd, lo tocó (los que lo llevaban se pararon) y dijo: “¡Muchacho, a ti te lo digo, levántate!” El muerto se incorporó y empezó a hablar, y Jesús se lo entregó a su madre. Todos, sobrecogidos, daban gloria a Dios, diciendo: “Un gran Profeta ha surgido entre nosotros. Dios ha visitado a su pueblo.” La noticia del hecho se divulgó por toda la comarca y por Judea entera.

Palabra del Señor.

Medita lo que Dios te dice en el Evangelio

«Evangelizar es dar este testimonio: vivo así, porque creo en Jesucristo; yo despierto en ti la curiosidad de la pregunta “¿por qué haces estas cosas?”. Y la respuesta del cristiano debe ser esta: “Porque creo en Jesucristo y anuncio a Jesucristo y no sólo con la Palabra —hay que anunciarlo con la Palabra—, sino sobre todo con la vida”. O sea hacerse todo a todos, ir donde tú estás, en el estado del alma en el que te encuentres, en el estado de crecimiento en el que estés».»
(Homilía de S.S. Francisco, 9 de septiembre de 2016, en santa Marta).

Facebook photo

Lunes 18 de septiembre – Fe para servir.

Del santo Evangelio según san Lucas 7, 1-10
En aquel tiempo, cuando Jesús terminó de hablar a la gente, entró en Cafarnaúm. Había allí un oficial romano, que tenía enfermo y a punto de morir a un criado muy querido. Cuando le dijeron que Jesús estaba en la ciudad, le envió a algunos de los ancianos de los judíos para rogarle que viniera a curar a su criado. Ellos, al acercarse a Jesús, le rogaban encarecidamente, diciendo: “Merece que le concedas ese favor, pues quiere a nuestro pueblo y hasta nos ha construido una sinagoga”. Jesús se puso en marcha con ellos.
Cuando ya estaba cerca de la casa, el oficial romano envió unos amigos a decirle: “Señor, no te molestes, porque yo no soy digno de que tú entres en mi casa; por eso ni siquiera me atreví a ir personalmente a verte. Basta con que digas una sola palabra y mi criado quedará sano. Porque yo, aunque soy un subalterno, tengo soldados bajo mis órdenes y le digo a uno: “¡Ve!” y va; a otro: “¡Ven!” y viene; y a mi criado: “¡Haz esto!”, y lo hace”.
Al oír esto, Jesús quedó lleno de admiración, y volviéndose hacia la gente que lo seguía, dijo: “Yo les aseguro que ni en Israel he hallado una fe tan grande”. Los enviados regresaron a la casa y encontraron al criado perfectamente sano.
Palabra del Señor.

Medita lo que Dios te dice en el Evangelio

«En el relato se dice que era muy querido por su dueño y que estaba enfermo, pero no se sabe cuál era su grave enfermedad. De alguna manera, podemos reconocernos también nosotros en ese siervo. Cada uno de nosotros es muy querido por Dios, amado y elegido por él, y está llamado a servir, pero tiene sobre todo necesidad de ser sanado interiormente. Para ser capaces del servicio, se necesita la salud del corazón: un corazón restaurado por Dios, que se sienta perdonado y no sea ni cerrado ni duro. Nos hará bien rezar con confianza cada día por esto, pedir que seamos sanados por Jesús, asemejarnos a él, que “no nos llama más siervos, sino amigos”.»
(Homilía de S.S. Francisco, 29 de mayo de 2016).

Facebook photo

Misión Católica de Montreal Nuestra Señora de Guadalupe

1969 Ontario Este Esquina Bordeaux - Oficinas 2020 de Bordeaux - Montreal, Québec H2K 3Y5 Canada Tel. (514) 525-4312

Envíenos un correo electrónico hoy